Relax

Consejos para disfrutar del BDSM

Bondage y bdsm

Primero, vale la pena distinguir entre Bondage y BDSM porque las dos definiciones tienden a confundirse mucho, sobre todo gracias al éxito mundial de Las cincuenta sombras de Grey que, logró despertar las fantasías de millones de mujeres, sin embargo, también ha creado una gran cantidad de confusión en el sector.

El bondage no es más que uno de los componentes del BDSM. El bondage es, más simplemente, una práctica erótica que consiste en proporcionar placer sexual privando a la persona del movimiento. Por lo tanto toda la historia de látigos, trajes de látex no tiene nada que ver con el Bondage!

Pro Tips para la práctica del BDSM

Las mejores prácticas del BDSM pueden variar mucho dependiendo del tipo de estilo de vida BDSM que persigas y de quién seas. Puede ser un poco abrumador averiguar por dónde empezar, pero los conceptos básicos siguen siendo los mismos. Tanto si es tu primera vez como si llevas años haciendo esto, este artículo te ayudara con algunos tips sobre el BDSM.

  • Priva a tu pareja de algún sentido: Cuando se nos priva del uso de un sentido, automáticamente agudizamos la sensibilidad de los demás. Haciendo que por ejemplo nuestra piel sea inmediatamente más sensible a las caricias.
  • Tomate tu tiempo para probar diferentes texturas: Jugar con las diferentes texturas, es una forma muy emocionante de abordar esta práctica que le da tiempo al compañero para que se acostumbre a la idea y por lo tanto lo tranquiliza.
  • Elige un socio de total confianza: Es vital que puedas confiar ciegamente en tu pareja para que te permita realmente abandonarte a ti mismo.
  • Toma el BDSM como un juego: Tiene sus reglas y debes saber respetarlas así como también saber que tu pareja las respetará
  • Establece palabras seguras: El BDSM puede volverse un poco agresivo por ello es indispensable contar con una palabra que comunique a tu dominador que quieres parar.
  • Siempre estar preparados: Tener una llave de repuesto cerca o unas tijeras nunca es mala idea para no quedarse preso en el intento.
bondage

Si estas ponderando la posibilidad de probar el BDSM, probablemente sea porque está buscando darle un poco de placer extra y algún sabor diferente a su vida sexual. Recuerda en todo caso, que el objetivo final es el placer mutuo, de los que atan y de los que están atados.

Poder mantenerse relajados, abandonarse al momento, respetar siempre a la pareja y estar preparado para algún pequeño imprevisto te permitirá un acercamiento positivo en el sexo. Deja los miedos y ábrete a experimentar las capas mas suaves del BDSM y puede que acabes atrapado queriendo un sexo mucho más agresivo.

Written by